Utopía y educación humanista

La educación humanista del Centro Regional de Educación Superior “Paulo Freire”, hace suya la utopía de un orden social y político donde cada ser humano cumpla su proyecto de vida sin coacciones; un orden en el cual la ciencia sirva al bienestar colectivo y la cultura proyecte su luz sobre la existencia, enalteciéndola y dignificándola. Cuando la educación renuncia a este ideal del Estado comprometido con el bien común, se resuelve en adiestramiento y se encadena a los intereses históricos del momento, en lugar de potenciar las energías morales de las que depende modelar un mundo mejor.Con este credo, la educación humanista rechaza la “Ley del más fuerte”, para adherir al imperativo ético que enuncia lo que el hombre debe llegar a ser por el perfeccionamiento de sus potencias humanas.

La educación humanista del Centro Regional de Educación Superior “Paulo Freire”, acepta la utopía, sabiéndola un sueño que supone obstáculos que la hacen parecer absolutamente irrealizable. No lo hace por ingenuidad, ni como un olvido imprudente a las leyes de la naturaleza, que reflejan el dominio de la necesidad en el plano de la vida orgánica; lo hace porque apuesta al poder del espíritu y porque sabe que al luchar por la utopía cada día y en las más diversas circunstancias, inspira a los seres humanos a objetivar el ideal que da sentido a su existencia.

“Educar para la libertad”
Rafael Lucio, Ver., 2012.
(San Miguel del Soldado)